Desbaste

Su objetivo es eliminar del agua residual los sólidos de mayor tamaño, para proteger a la depuradora de los grandes objetos capaces de provocar obstrucciones en la instalación e inferior en una disminución en la eficacia de la depuradora en fases posteriores.
El desbaste se llevará a cabo por medio de dos sistemas que a continuación detallamos, con un funcionamiento dimensionado para el caudal máximo de tratamiento, pudiendo contar con una línea de reserva.

  • Reja de desbaste de finos y gruesos manual:   El objetivo del tratamiento de desbaste consiste en separar del efluente bruto todos los sólidos gruesos cuyos diámetros sean superiores a 25 – 30 mm., (trapos, maderas, plásticos, etc...) y que hayan podido introducirse en la red de saneamiento.
    Periódicamente y de una forma manual, se realiza la limpieza de dicha cesta a fin de evitar obturaciones.

Desbaste 1

  • Reja de desbaste automática: Reja de accionamiento mecánico accionada por un motorreductor de 0,5 Kw y una relación de engranajes que la hacen girar a unos 4 ó 5 r.p.m.
    Consta de motorreductor, piñones, limitador de par y final de carrera para posicionamiento del peine limitador de par, cuya misión es evitar posibles atascos y sus consecuentes averías.
    Los sólidos al ser rascados con el cepillo caen a una cesta de acero galvanizado, con sus extremos perforados, para que el agua que llevan los sólidos escurra al canal de desbaste.

Dicho equipo puede ser construida mediante dos procedimientos:

  • Reja de desbaste automática circular.

Desbaste 2

  • Reja de desbaste automática vertical.

Desbaste 3